El cuidado de nuestros ojos es una actividad que debemos realizar de forma constante, que debe incluir la modificación de hábitos y actividades cotidianas. Estos son unos simples pasos que te sugerimos para cuidar de tus ojos en el día a día.




1. Conocer el historial familiar. Hablando de la visión, la genética es un tema que definitivamente puede incidir en la salud de los ojos, por lo que es importante saber si algún miembro de nuestra familia tiene una enfermedad o condición en su vista, ya que muchas son hereditarias. Esto nos ayudará a determinar si tenemos mayor riesgo de desarrollar esa misma enfermedad o condición en los ojos, con el apoyo de un oftalmólogo especialista.




2. Comer alimentos saludables. Seguir una dieta rica en frutas y vegetales, particularmente los de hojas verdes oscuras como las espinacas, acelgas y la col rizada, es también importante para mantener los ojos sanos. Investigaciones también han demostrado que hay beneficios para la salud de los ojos al comer pescados altos en ácidos grasos Omega-3, como el salmón, el atún y el mero.




3. Cuidar nuestro peso. Tener sobrepeso o condición de obesidad aumenta su riesgo de desarrollar diabetes y otras condiciones sistémicas, que pueden llevar a una pérdida de visión, como la enfermedad diabética del ojo o el glaucoma.




4. Usa equipo de protección para los ojos. El uso de lentes, goggles, caretas o cualquier otro equipo de protección para cara y ojos es indispensable cuando se practican deportes o realizan actividades de mantenimiento en la casa o lugar de trabajo. La mayoría de los lentes de protección de los ojos están hechos de policarbonato que es 10 veces más fuerte que otros plásticos.




5. Evitar el tabaquismo. Fumar es malo para tus ojos y cuerpo en general. Las investigaciones han relacionado fumar con un aumento en el riesgo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad, catarata y daño en el nervio óptico.




6. Usar anteojos de sol. Las gafas oscuras son un gran accesorio de moda, pero su función más importante es proteger sus ojos de los rayos ultravioletas del sol. Cuando compres anteojos de sol busca los que bloqueen del 99 al 100 por ciento de la radiación UV-A y UV-B.




7. Deja que tus ojos descansen. Si pasas mucho tiempo en la computadora o fijando la vista en una cosa, algunas veces olvidas parpadear y tus ojos se pueden cansar. Intente emplear la regla 20-20-20: Cada 20 minutos, mire a 20 pies de distancia, por 20 segundos. Esto puede ayudar a reducir la fatiga en tus ojos.




8. Vigila tu higiene. Lava tus manos y tus lentes de contacto adecuadamente para evitar el riesgo de infecciones. Asegúrate de desinfectar los lentes de contacto según las instrucciones y de reemplazarlos según sea apropiado.




9. Hazte un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas. La única manera de estar seguro de que nuestra visión es saludable es visitando al oculista. Cuando se trata de problemas comunes de la visión, algunas personas no saben que podrían ver mejor con anteojos o lentes de contacto. Además, muchas enfermedades comunes de los ojos, como el glaucoma, la enfermedad diabética del ojo y la degeneración macular relacionada con la edad muchas veces no presentan signos de aviso. La única manera de detectar estas enfermedades en sus etapas tempranas es con un examen de los ojos con dilatación de las pupilas.




Esperamos que sigas estos consejos para mantener tus ojos saludables, y si tienes cualquier duda sobre cómo cuidar tu visión o la forma de prevenir y tratar enfermedades visuales, llámanos y con gusto te atenderemos.